sol en casa 12

El Sol en casa XII

En astrología el Sol es el planeta que nos da vida, energía y nos aporta entusiasmo. Allí donde está el Sol es donde está focalizada nuestra atención, donde mayor confianza tenemos, donde mejor nos definimos y donde tenemos nuestros objetivos.

Cómo interpretar el Sol en casa XI en la carta natal

Cuando el Sol está en casa XII en la carta natal indica que eres una persona reservada, que vive con una especial necesidad la preservación de su vida privada, que te cuesta mucho comprender la vida desde tu propio punto de vista y, por ello, tienes cierta tendencia a buscar en aventuras sentimentales más o menos estables o en personas allegadas el lugar donde echar el ancla.

Es el Sol más intuitivo, también es el Sol al que menos le cuesta conectar con las emociones negativas o las emociones que condicionan desde el inconsciente, creando el individuo desde sus propias creencias sus experiencias de una forma mucho más nítida de lo habitual.

Es una casa en la que el Sol no suele estar cómodo, es una casa llena de sombras y el Sol es luz, por lo que, de alguna forma, le cuesta brillar o le cuesta mostrarse, por lo que el individuo tendrá problemas para presentarse como es o para desarrollar sus proyectos con fluidez.

Suele mostrarse como ejemplo de “la posición del Sol en esta casa puede ser la de una persona benevolente, pese a que el Sol esté ahí tan ‘chungo'” a Ghandi. A mí, particularmente, el rollo este de que se acostara con niños, como que no me va, así que ante la duda -quién estaba ahí para saber si es verdad o no- voy a evitar comparar a los nativos que tienen el Sol en casa XII con este tipo de personaje.

Se puede ser buena persona o feliz con esta posición, sí, pero lo cierto es que tendrás un camino algo más complejo para transitar.

Carolina de Mónaco, se supone, que lo sabe bien. Se ha casado 3 veces -el ancla-, la segunda, definida como “su etapa más feliz”, se acabó cuando su marido murió participando en una competición a la que ella -intuitiva con ese Sol- le pidió que no participara.

carolina de monaco carta natal

No podemos decir que tenga la vida más discreta de la historia, pero ahí está, con ese Sol en XII aspectando a Urano que ha ido alimentando su vida con cambios drásticos con cierta frecuencia.

Cómo interpretar el Sol en casa XII en Revolución Lunar

Identificamos en la Revolución Lunar a través del Sol a las figuras masculinas y la influencia de estas durante ese intervalo de tiempo.

Además, la casa donde esté situada el Sol señalará el aspecto vital que mayor trascendencia tendrá durante ese mes.

Importante tener en cuenta los aspectos que hay entre el Sol y la Luna en la revolución lunar, siendo la oposición entre ambos planetas la confrontación entre voluntad y emociones y la conjunción de ellos el momento en el que se aúnan con mayor facilidad ambas partes.

El Sol en casa XII en una revolución lunar indica que será un mes en el que tu forma de actuar será guiada por un instinto masculino, seas mujer o hombre. Es fácil que la parte práctica aparezca “por sí misma”, de una manera instintiva.

Es importante que analices los aspectos del Sol y la Luna en esa revolución solar, porque el Sol en casa XII puede estar mostrándote un hombre o una figura masculina que actúa en tu contra de forma oculta. También puede ser que aparezca un hombre con el que mantengas una relación oculta o que creías enterrada, de ahí el fijarse en los aspectos, para saber cómo impacta en tu vida.

Cómo interpretar el Sol en casa XI en Revolución Solar

El Sol tiene gran importancia en las Revoluciones Solares, recordemos que la revolución solar se inicia en el momento que el Sol en tránsito conjunta en grados y minutos al Sol natal. Allí donde esté el Sol en la Revolución Solar será donde más atención tengamos que prestar a lo largo de ese año o de ese ciclo.

Cuando el Sol está en casa XII en la revolución solar es un año en el que vas a disfrutar de la soledad. Eso no significa que te vayas a divorciar, separar o alejarte de tu pareja, significa que vas a empezar a buscar ratitos para estar a solas y poner orden en tus emociones y tus pensamientos.

Es un año intuitivo, pero también es un año instintivo, en el que pueden surgir patrones inconscientes a tu consciente para que puedas liberarlos y trabajar con ellos.

Es un buen año para el desarrollo de tu vida espiritual o filosófica, siempre enraizando esas creencias a tus propias vivencias o a tu propia forma de sentir las cosas.

No es un buen año para concretar o materializar, pero sí es un buen año para eliminar. No te lo tomes con agobio, la gente suele amedrentarse bastante cuando aparece el Sol en casa XII en su revolución solar y te digo yo que, usar esa posición con consciencia, puede darte un empujón importante en tu vida… pero sobre todo puede guiarte en la dirección correcta para ti.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.